jueves, 30 de agosto de 2012

La sombra de la sirena



Una novela de misterio, tiene una buena historia, pero para mi gusto se hace demasiado larga, se estira y estira el tema para conseguir una novela de más de cuatrocientas páginas. Parece escrita casi son plantilla, cuando por la trama se ha de dar alguna información relevante del caso, se escamotea descaradamente al lector, la acción evoluciona a base de información que poseen los protagonistas y que se niega al lector de forma sistemática. Esta táctica o técnica puede ser muy práctica para mantener el misterio y la tensión, pero rompe totalmente la identificación del lector con el protagonista.

El final flojo, para mi decepcionante, se le da un dramatismo gratuito totalmente desligado de la acción, para mi, una vez resuelto el misterio, aderezarlo con elementos absolutamente tangenciales para dar la impresión de que muere hasta el apuntador, es una guinda en un pastel de carne.

En resumen, una novela para pasar un buen rato en verano. Literatura de masas. Me parece que no repetiré con Camilla Läckberg.

miércoles, 29 de agosto de 2012

lunes, 27 de agosto de 2012

LIBRO: Dead Monn







¡¡Menudo libro!!, ¿un cómic?, bueno..., así lo podemos llamar, al fin y al cabo es una historia acompañada de dibujos que la desarrollan. Pero eso sería un injusticia, Dead Moon es bastante más, es una Obra de Arte.

La historia tiene un profundo sentido poético, es de un gran romanticismo, con un profundo gótico que tan de actualidad esta. En principio es una historia clásica, el drama del amor imposible, el amor de contrarios, los Capuleto y los Montesco, respira toda la fuerza de la tragedia griega, de la imposibilidad de librarse del destino, de la lucha de las personas contra lo que son, contra los dioses que les han marcado el camino.

A pesar de sus profundas raíces occidentales, La historia se nos muestra en forma de leyenda oriental, casi como una epopeya, una ciudad dominada por dos clanes enfrentados desde siempre, en una permanente lucha por la exterminación.

Esta dualidad, esta dicótoma, nos aportan lo más oriental del tema, la contraposición de lo negro y lo blanco, el yin y el yang, los You y los Chan. Son dos mundos contrapuestos y complementarios. Por una parte, la noche, la Luna, la belleza, la delicadeza, la lagrima, la frialdad, la magia, la brujería, lo femenino, lo emocional... Por la otra el día, el Sol, el calor, la fuerza, la violencia, las hordas, la sangre, la guerra, el mundo racional, lo masculino. Un enfrentamiento que solo puede tener un fin, el fin de la unión de materia y la antimateria.

Pero superando a esta bella historia, dándole cuerpo, dándole vida, los dibujos de Luis Royo, sin lugar a dudas el mejor ilustrador español. Su capacidad expresiva es increíble, sus dibujos no solo nos cuentan la historia, eso son muchos los capaces de hacerlo, es capaz de subir un escalón más, nos hace sentir las sensaciones y las emociones de los personajes, desde las escenas más delicadas, hasta las más crueles. Pasar las hojas acariciándolas, dejándose sorprender por cada lámina, detenerse a recorrer cada rincón del dibujo y fijarse en cada detalle, es abandonarse al gozo. Pero no se piense que terminado el libro ha de pasar a un estante, a la historia, a ser un recuerdo, no, merece la pena recorrerlo de nuevo, fijarse de nuevo, deleitarse en las transparencias de los vestidos, en los tatuajes, en los maquillajes...

En resumidas cuentas, un libro para mucho más que leerlo, un libro para sentirlo. Si esa es la clave SENTIR.

LIBRO: Encender la noche







Hoy me he decidido con un libro infantil, un libro para leerle a un niño más que para que el lo lea. Lo he comprado y lo he leído, no por que lo necesitara, mi hija tiene 13 años, si no por saber lo que era capaz un escritor para adultos, de renombre universal, a la hora de escribir para los más pequeños.

Su autor es nada más y nada menos que Ray Bradbury, uno de los maestros de la Ciencia Ficción, quién no recuerda “Fahrenheit 451” o “Crónicas Marcianas”, pero como ya he comentado en otras ocasiones, Bradbury va mucho más allá de un destacado autor de género, es un autor de una fantasía desbordante, un creador de fabulas, un humanista profundo conocedor del hombre, un ser humano de gran sensibilidad que fue capaz de llenar de poesía sus libros.

El relato, el pequeño cuento que ocupa este libro es una muestra de su versatilidad, con suma sencillez es capaz de construir una fabula perfectamente entendible por la mente infantil, un cuento que ayuda a enfrontar el temor a la obscuridad, no solo mostrando su inocuidad, también mostrando la gran belleza que se esconde en la negrura de la noche. Todo un poema de gran sencillez.

El libro va ampliamente ilustrado por los dibujos de Noemí Villamuza, perfectamente adaptados al texto, de una gran sencillez, consciente en todo momento a quien va destinado, perfectamente entendibles por su publico y muy agradables para los adultos.

Un libro muy adecuado para leerle a nuestros hijos, fundamentalmente si sienten miedo a la obscuridad.

domingo, 26 de agosto de 2012

LIBRO: Valentina 2



Valentina (tomo2), de Guido Crepax, nos traslada a otra época en todas sus consecuencias, nos sumerge en ese ambiente especial de los años 60, el mundo del Pop, el mundo de la psicodelia. Lo que en los años 50 fue la rebelión unos cuantos, donde las vanguardias de París eran las que mantenían la voz crítica, al llegar los 60, como en una explosión se rompe la inercia de la aceptación, más o menos a la fuerza, del modelo cultural propuesto por los padres, lo que era excepción se convierte en general, aquello que tan solo podía concentrar un par de centenas de personas concienciadas, se transforma en centenares de miles, las ideas se ponen de moda, lo chic es haber leído a Camus, a Nin, a Miller... Es un mundo con grandes contradicciones, sabíamos que lo que hasta entonces había funcionado ya no tenía sentido, pero ante nosotros se extendían decenas y decenas de modelos. Yo creo que por esas continuas crisis personales fue una época especialmente creativa.

¿Y por qué digo todo esto?, sencillo, si no lo conoces, si no eres alguien interesado en aquella época, Valentina no se comprende, el personaje, que fue considerado un mito erótico, termina por ser una “ñoña” y sus aventuras resultar horriblemente aburridas.

Valentina es un personaje de aquel tiempo, es una muchacha que asume su sexualidad, que rompe con los cánones imperantes, siente su cuerpo, siente que está lleno de vida, le gusta, lo cuida, es presumida, desinhibida... trabaja como fotógrafo de moda, en consecuencia, es una mujer independiente, que viaja con frecuencia. Desde luego, es mucho más que la “putita” de sus detractores de aquella época, es una feminista hedonista, defiende su identidad, no se deja dominar por su compañero, plantea con una gran valentía temas como la homosexualidad femenina, en una época que simplemente la negaba. Es por tanto un cómic que es el contrapunto de los clásicos de la época de la casa Marvel (Supermán, Capitán América...) donde se refleja un mundo violento, profundamente machista, donde el papel de la mujer es ser una tonta histérica que es salvada por el héroe.

Por otra parte conserva dentro de si la basura puritana que ha recibido, sus sueños, fundamentalmente pesadillas, con frecuencia asocia monstruos, violencia... al sensualidad y el erotismo. En este mundo onírico, lleno de tensión sexual, desata sus obscuros deseos por una parte y sus miedos y prejuicios por otra, en ellos da entrada al bondage, el sado-masoquismo y el fetichismo. Una de sus obsesiones el la asociación del agua al sexo (muy de mi agrado, por compartir esa asociación).

En cuanto al argumento y el dibujo no hay que esperar el erotismo explicito de otros dibujantes (como en “Los Borgia” de Manara), tan solo encontraremos algún perfil, alguna ropa interior, alguna espalda... pero con tal maestría que mantiene continuamente una tensión sensual, erótica, que resulta de lo más sugerente.

El dibujo de Guido Crepax es fruto de su época, es claramente POP, una gran sencillez de línea, siempre en blanco y negro, no tiene matices grises, cuando necesita alguna sombra, emplea la trama. No piensa, como era normal hasta entonces, en la viñeta, no dibuja una sucesión de ellas que describan la acción, no, emplea la viñeta como un elemento expresivo más, es capaz de hacer una página entera, como llenarte la página de pequeñas viñetas, las emplea para componer la pagina, las inclina para dar sensación de desequilibrio, te pone una serie de pequeñas viñetas con dibujos elementales para proporcionarte una escena cinematográfica... El texto es mínimo, algo auxiliar, casi se puede prescindir de él. Para mi es el dejarse llevar por la contemplación de estas páginas uno de los pontos fuertes de este cómic. Pongo dos páginas para que se aprecie lo que digo.


jueves, 23 de agosto de 2012

El senso-laberinto


El senso-laberinto, que yo sepa, no existe, es una idea que hace tiempo que me ronda por la cabeza. El sentido es que en nuestra vida normal tendemos a emplear poco el sentido del olfato y, fundamentalmente el del tacto.

Justamente, la idea del senso-laberinto, lo que pretende es centrarnos en esos dos sentidos. En esencia sería un rectángulo dividido en diversas parcelas cuadradas, entre ellas existirían huecos o puertas, de forma que una persona pudiera desplazarse de una a otra, en busca de la salida. En otras palabras, sería un laberinto normal y corriente.

¿Cuál es la diferencia?, la diferencia sería lo que contendría cada uno de los pasillos, sorpresas tendentes a sentir con el tacto y el olfato, cada una de las unidades podrían tener varias de estás atracciones.

Unos proporcionarían sensaciones de humedad y temperatura, tendrían un vaporizador de agua fría, casi helada, u otro muy caliente, casi quemando, también podrías encontrarte alguno que por un lado al agua fuera fría y en el otro caliente.

La sensación de temperatura seca se podría proporcionar con chorros de aire de diversa temperatura.

Las paredes tendrían numerosas texturas: metal, madera, seda, esparto… todo lo que se nos ocurriera, incluso tendrían temperaturas diferentes. Lo mismo pasaría con el suelo: arena, césped, agua, graba, metal…

Colgando del techo de algunas podían ponerse cintas de diversos materiales para que rocen el cuerpo y el rostro: seda, esparto, lana… En los laterales y en el suelo se podrían poner fibras rígidas pero suficientemente elásticas para que se pudieran doblar por la presión del cuerpo de forma que rozaran la piel en diversos sitios y direcciones.

Todo esto lo acompañaría con vaporizadores de diversos olores, tanto agradables como desagradables.

Por su puesto, estaría en la más profunda oscuridad, la forma de orientarse serían las texturas y los olores.

El senso-laberinto nos enseñaría a manejar los sentidos más olvidados, nos harían conscientes de lo complejos y ricos que son. Eso si, hay un problema, para su uso deberíamos usar todo nuestro órgano táctil, el más grande de nuestro cuerpo, la piel, debería destaparse por completo, habría que entrar desnudo, claro, que bien visto, podía darle un aliciente adicional :-D

La cenicienta de los sentidos




 
Los sentidos nos proporcionan nuestra percepción de la realidad, son nuestra vía de información de todo cuanto nos rodea, son los que nos permiten comunicarnos y… si nos fijamos con detenimiento… a lo largo de la historia han sido una gran fuente de placer, de felicidad.

Qué vamos a decir de la vista, disfrutamos con ella la belleza, los ojos nos permiten gozar de los paisajes, nos permiten deleitarnos ante una obra de arte, divertirnos con una película, hasta son precisos para leer. Del oído, que vamos a decir, sin él que sería para nosotros el Adagío de Albinoni, la Novena de Beethoven, Yesterday… , nada de nada, sería imposible emocionarnos con ellas. Del gusto que voy a decir, muy pocos son los que renunciarían voluntariamente a disfrutar de su manjar preferido, a lo largo de los tiempos se ha ensalzado el placer de la buena comida. Y del olfato, más o menos lo mismo, desde las culturas más antiguas ha llegado a nosotros la tradición de elaborar perfumes que nos resulten placenteros, hasta en las iglesias se quema incienso para hacer gozar a los fieles y predisponerlos, y no olvidemos la importancia que tiene el olfato en el disfrute de los alimentos.

Siempre se ha apreciado la felicidad que nos proporcionan los sentidos, hasta las iglesias son una fuente de placer, las altas columnas de una catedral gótica, la luz a través de las vidrieras, el olor a cera y a incienso, las tallas de sus hornacinas, las impresionantes pinturas, el órgano sonando…

Pero, ¿que pasa con el tacto?, no es capaz de hacernos gozar… y creo que no, también él, transmitiendo sus sensaciones, es capaz de darnos placer, que es si no la sensación de una caricia. Pero, está proscrito, esta arrinconado, se le esconde en la cocina, se le ve sucio, es la Cenicienta. ¿Por qué?, si disfrutamos tomando un solomillo, ¿Por qué no rozando nuestros labios?, si gozamos con la contemplación de la Victoria de Samotracia, ¿Por qué no hacerlo con una caricia en nuestro torso?...¿Qué ha hecho el tacto para merecer esto.


lunes, 20 de agosto de 2012

LIBRO: "Los Borgia"




Como sabéis, soy aficionado a los cómic, una afición recuperada del baúl del “no tengo tiempo”. Después del buen sabor que me dejo la asociación de Prat con Manara, decidí probar con otra pareja explosiva, la de Jodorowsky con Manara.

Jadorowsky, hombre polifacético donde los haya (escritor, director, actor, marionetista, compositor, escultor, pintor, dibujante, psicoterapéuta...), de una riqueza y apertura mental de lo más increíble, alguien totalmente atemporal, inclasificable, inaudito... que fundo con Topor y Arrabal el Grupo Pánico (Dios los cría y ellos se juntan), defensores de la locura controlada... en consecuencia, una personalidad totalmente iconoclasta.

Mi primer contacto con él fueron sus cuentos, auténticamente revulsivos, siempre dando ese punto de vista diferente, desde una perspectiva que no se nos ocurre tomar. Si eres de los que sientes algo dentro de ti que te llama a no ser borrego, no dudes en leer uno de vez en cuando, te ayuda a soportar lo que te rodea.

En lo que al cómic se refiere lo conocí como guionista del “Incal” en colaboración de Moebius (comic memorable con más de un millón de copias) y “La casta de los Metabarones” con el español Juan Giménez.

En este caso, en “Los Borgia”, el guion no tiene la brillantez de mis dos anteriores experiencias, pero entiendo que la elasticidad que de da la Ciencia Ficción no la vas a encontrar en un tema histórico. En todo caso, Jadorowsky deja claramente su huella en la historia, no deja títere con cabeza, arremete contra todos, se muestra duro, incluso cruel con todos los personajes.

No hace ascos a plantear un tema tan morboso como la familia de los Borja, su relato, sus textos, son de gran violencia, con un fuerte contenido erótico, que en ocasiones llega al sadismo, no lo oculta por ningún lado, lo muestra como fruto de placer, sin condicionamientos morales, mostrando con crudeza y repetidamente el incesto, las relaciones homosexuales, la violación... hasta el mismísimo Leonardo se ve tentado. Pero también muestra al sexo como herramienta de poder en un entorno social totalmente corrompido.

Este guión no iba a cohibir a Manara, con él se desenvuelve en su salsa, se recrea en el dibujo del desnudo, en las más variadas practicas sexuales, sus viñetas están llenas de erotismo, de violencia, eso si, con su dibujo cuidado, lleno de detalles, perfectamente documentado, no solo muestra el sexo, muestra los monumentos de las diversas ciudades italianas, hace un alarde a la hora de mostrar el rico vestuario renacentista, retrata con una veracidad los suburbios de aquellos tiempos...

En resumen, es un cómic bellamente ilustrado y con una buena historia, pero desde luego esta reservado a personas de mentalidad abierta, aquellos que tengan algún prejuicio religioso o moral no se lo recomiendo, no lo disfrutaran, absténganse, seguro su mente hará del erotismo pornografía.

Adios querida Dua



La evolución a creado un modelo de reproducción sexual basado en la pareja, ¿pero necesariamente ha de ser así?:



Hay un libro encantador que parece negarlo, aconsejo leerlo, se trata de “Los propios dioses”, una de las mejores novelas del maestro Isaac Asimov. Consta de tres partes, cada una con un título: “Contra la estupidez humana”, “Los propios dioses” y “Luchan en vano (sacada de un poema de Schiller), publicada en 1972 y que se llevo los más importantes premios de la Ciencia Ficción (Hugo, Nébula y Locus), quien no la ha leído, no sabe lo que es este género.



Su segunda parte, “los propios dioses”, es sencillamente memorable, en contra de su costumbre de contar las aventuras de los hombres y de los robots, hace una descripción detallada de los seres extraterrestre y su forma de vida.



Una de las dos especies, “los blandos”, son unos seres etéreos, incorpóreos (yo me los imaginaba como la niebla), que poseen una sexualidad reproductiva, pero no en forma de pareja, su sexo es en tríos, en su “matrimonio” es necesaria la participación de tres partes (abajo la dualidad de Platón, arriba la “trialidad” de Asimov).



Una de esas partes, Dua, la emocional, es un personaje auténticamente encantador, de ahí mi dedicatoria.



Asimov se detiene en recrear detallada y emocionalmente su sexualidad, no sólo nos muestra su convivencia y su único “coito” a tres (no cuento más), si no que nos relata la masturbación de Dua con una roca de su planeta.



No pensad que se trata de un relato erótico, nada que se le parezca, son unas páginas de gran belleza que nos ponen delante de lo arbitrario de nuestra forma y nuestra vida, de que la evolución no ha sido un complejo proceso para llegar a construir al ser humano, que no somos si no un accidente de la naturaleza.



No nos mitifiquemos, ni siquiera mitifiquemos nuestro sistema reproductor, es una de las formas que tiene la evolución de replicar a los seres.



Mi homenaje a Dua, con su sensibilidad, con su capacidad de buscar más allá de la norma y descubrir su terrible y contradictorio  destino.

viernes, 17 de agosto de 2012

¿Mi pareja?






Si tu pareja confía más en su sacerdote, rabino, pastor... que en tí, sal corriendo, corres un gran peligro, te has enamorado de un fanático/a, te destruira poco a poco.

Si tu pareja no quiere sexo contigo, te dice que te quiere mucho, que se lo guarda para despues del matrimonio, que la abstinencia es una muestra de amor... Seguro que estás en el primer caso, corre, te está engañando, al que de verdad quiere es a su Dios y  como conpetir con un fantasma.

Mi novela

Ya le he puesto título a la novela, en algo se tenía que notar mis estudio. Tanto el título como la aportada tienen mucho que ver con su argumento. La acción se va ha desarrollar en un pueblo, con banda, llamado Carije.


miércoles, 15 de agosto de 2012

Mi novela

Pues sí, aunque no tenga título, voy a escribir una novela, bueno, mejor dicho, estoy escribiendola. Os pongo, como aperitivo, un trozo del borrador.





Ella muestra agrado por el alago, y su rostro muestra la felicidad que siente.
  • Bueno, vale ya, más vale dejarlo para más tarde, ¿no me querías invitar a una hamburguesa de rodaballo? 
  • Tienes razón, con el estómago lleno... Pidamos la comida.
Los dos se quedan callados y concentrados durante unos momentos

  • Creo que me la voy a pedir baja en calorías, además me gustaría probarla con textura de setas, ya sabes lo que me gusta la sensación de esa superficie tan lisa en la boca, edemas que tenga un poco de aguacate y aroma de azafrán.
  • Como no, siempre has sido muy exótica, poniéndole un tono tropical, además, se nota que te gusta experimentar, eso te da un no se qué especial...
Comenta dándole un tono pícaro.

  • Ah, si, ¿y a ti te gusta?
Contesta con tono provocativo, mostrando agrado por la insinuación.

  • Por supuesto, y tu lo sabes muy bien, creo que lo he demostrado...
Contesta aceptando el reto.

  • Yo soy más clásico, me gusta su textura, por tanto no se la voy a cambiar, y prefiero la nata y el toque de la pimienta.
Prosigue, centrándose en la comida.

  • Yo para beber voy a pedir un blanco gallego, me gusta su acidez, además, voy a pedir que me pongan 12 o 13 grados de alcohol, ya sabes que yo defiendo siempre que no hay como un poco de alcohol para disfrutar de los aromas, al evaporarse, te llegan mucho mejor a la nariz.
Venus, siguiendo con el coqueteo y el tono insinuante.

  • Pues, por una una vez, te voy a hacer caso, me pido lo mismo, espero que no me emborrache, no sé si fiarme de ti...
  • Pues ya está, pedido hecho, no tardara, son muy rápidos y, además, con motivo de su segundo centenario hace unos precios muy asequibles.
Se hizo un pequeño silencio. Arturo lo rompio sacando otro tema.

  • Llega el verano, ¿tienes planes hechos?, tu como eres tan exótica, seguro que pensaras irte a la playa.
  • Ya sabes que lo de la playa es tradición familiar, en mi familia, desde lo menos mi bisabuelo, el verano se pasa en la playa, allí tenemos un caserón viejo y nos reunimos con mis tíos, a mi me gusta, me da ocasión de nadar y bucear.
  • No, ya digo yo que eres de lo más exótica, hasta sabes nadar.
  • Eso no es tan raro, junto al mar todos saben nadar, te he dicho muchas veces que por qué no íbamos unos días a la playa, te enseñaba a nadar, ya verías lo bien que nos lo pasaríamos.
  • Yo soy de secano, ya sabes que me he pasado la vida aquí, lejos del mar, no he tenido ocasiones de aprender a nadar, en casa no tenemos dinero para ir a la piscina, ya sabes lo escasa que está el agua, el usarla para algo tan superfluo es prohibitivo y, además, me parece vergonzoso esa forma de desperdiciarla.
En ese momento llegaron sus platos e interrumpieron la conversación. Cada uno cogió un trozo de hamburguesa y se lo llevo a la boca. Venus dijo, simulando que tenía aun la boca llena:

  • Ummm, verdaderamente está exquisito, es un autentico placer, que aroma, que sabores más complejos, que sutiles, merece la pena acudir a un sitio selecto de vez en cuando.
  • Ya te lo decía yo.
Se hizo un nuevo silencio mientras comían. 

  • Volviendo al tema – intervino Venus – deberías venir unos días, seguro que te gustaría nadar.
  • Pues yo no lo tengo nada claro, el no pisar tierra, ha de ser una sensación rara.
  • Nada de eso, es como si no pesaras, sientes tu cuerpo desnudo acariciado por el agua, es como una mano, sumamente suave, que se desliza lentamente por toda la piel, sientes una temperatura constante, no sudas hagas lo que hagas, te mueves con absoluta libertad, puedes adoptar cualquier postura, es como si no hubiera ni arriba, ni abajo, la luz es tenue, de un azul turquesa precioso, con los corales y los peces estás rodeada de color.

lunes, 13 de agosto de 2012

La "Pareja Tradicional"




¿La pareja tradicional?, ¡qué beatífica!,  ¡qué llena de espiritualidad!, no comprendo, me indigna que se nos acuse de materialistas, no tendrán verguenza, ¿hay algo más materialista que la pareja tradicional, ¿qué esquema de vida plantea?, no es materialista que una pareja no se pueda “instituir” como tal hasta que se posee una “vida asegurada”, económicamente, por supuesto, no es materialista que la pareja no se pueda comportar como tal hasta adquirir una “Posición acomodada”, económicamente por supuesto. Que cinismo darse bombo de espiritualistas cuando todo se supedita al dinero, a que me suena lo de sepulcros blanqueados... desde luego, estos apestan.

Apesta a muerte, materialismo ruin, adoración al oro, supeditar la libertad al dinero, quizás por eso eleven sus plegarias: “Dulces y ligeras son las cadenas de oro que nos esclavizan a Nuestro Señor, todopoderoso, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino y hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Loado sea el Dinero.

domingo, 12 de agosto de 2012

Vidas truncadas


¿Cuántos?, miles y miles, cientos de miles, millones y millones han puesto el candado a la casa, en la que nacieron, donde jugaron, donde soñaron, donde lloraron, donde rieron, donde besaron, donde amaron, donde vivieron. Su casa, su pueblo, su vida tuvieron que dejar, su puerta cerraron y con ellos, atada a su cuello, partió la llave a la que espera el candado. ¿Cuántas habrán terminado en el rincón de un cajón?.


sábado, 11 de agosto de 2012

"La isla" de Aldous Huxley


“La isla”, de Aldoux Huxley. La verdad es que nada más he leído dos de sus libros, por un lado, como no, “Mundo Feliz”, cuando yo tenía aproximadamente la misma edad que él al escribirla, y ahora este, también con una edad similar a la del autos cuando la escribió, sinceramente, es algo recomendable, puedes ver el cambio que nos da la vida con el paso de los años. “La isla” es muy igual y muy diferente a “Mundo Feliz”, pero si el primer libro nos mostraba una sociedad ultracontroladora, fría, con la voluntad de las personas sometidas por la publicidad y las drogas, dejaba asomar una luz de esperanza dentro de tanta oscuridad; en “La isla” regresamos de nuevo al modelo de una sociedad con unas características muy peculiares, una sociedad llena de felicidad, de autentica libertad, hecha a la medida del hombre, pero en este caso es la oscuridad la que apaga la luz que proporciona Pala.

Es un libro plenamente ideológico, es “La ciudad de Dios”, “La Utopía”, de Huxley, el único fin del libro es mostrar una sociedad ideal, su sociedad, es este aspecto, tan poco valorado en la novela, el que le da la importancia al libro. Leer las ideas de un personaje como Huxley, incansable viajero, conocedor de múltiples culturas, un ser libre, alguien que se niega a aceptar las cosas porque si, , que nos proporciona un ser ecléctico y heterodoxo, un carácter que solo es posible que germine en la más radical de las libertades, en un indómito inconformista anarquista. Aunque no compartas sus ideas, aunque seas consciente de que la sociedad que propone es inestable (yo creo que él mismo lo reconoce), siempre sera una lectura fresca, una lectura que hace mirar la realidad desde otro lado, con otros ojos, nos saca de monolitismo ideológico actual, del pensamiento único, de la impotencia ante las fuerzas ocultas. Es un libro pesimista, pero deja un ligero resplandor al poner de manifiesto esas pequeñas potencialidades que tenemos todos dentro. Un buen libro para estos tiempos de movimientos sociales.

El cuanto al argumento, una auténtica pifia: periodista occidental cae “accidentalmente” en Pala, para influir a favor de una petrolera, lo acogen bien, lo cuidan y le muestran su maravillosos mundo... En fin, que tiene el argumento de una película porno, cuatro escenas, cuatro palabras para enlazar un “coito ideológico” con otro.

viernes, 10 de agosto de 2012

Tempus Fugit II



Fragmentos de mi diario:


3 de enero de 1977

Hay hace un año exactamente. Nada ha cambiado, hoy el Sol se ha ocultado, mañana amanecerá de nuevo. Pero para mí ya no tiene el mismo brillo. Hoy el Sol no lucía como hace un año, llovía, el cielo quería hacerme compañía, quería derramar sus lagrimas, quería llorar tu ausencia, el cielo y yo estamos tristes.

¡Qué cruel que es el Sol! ¡Qué perverso! ¡Qué inhumano! Hace un año se puso, hoy también y el año que viene, de nuevo amanecerá para ponerse de nuevo.

Qué bella estabas apoyada en aquella roca, con la guitarra, envidiada, entre tus brazos, qué esplendorosa lucias iluminada por aquel Sol poniente, qué calor tenían tus palabras, que celestiales sonaban tus canciones, que tumulto de gozosas sensaciones me inundaban... Pero, impasible, insensible, el Sol seguía su camino y la noche ganaba la batalla al día.

¿Por qué si no te quiero hoy se acongoja mi corazón?. Hoy el Sol se ocultaba de nuevo, pero no lo veía, me lo impedían mis lágrimas, hoy la noche es más amenazadora que nunca porque no estás a mi lado.

Yo vivo pero no puedo vivir, yo lloro porque no puedo reír, yo deseo lo que no puedo desear, puedo sentir pero no experimentar lo que siento, solo me queda que vagar errante en mi contradicción.

jueves, 9 de agosto de 2012

La bella Venecia

Unas reflexiones recuperadas de mis 18 años:

martes, 7 de agosto de 2012

Cenicienta


Un día de estos os contaré lo de mi primer amor, mientrás, como aperitivo, os dejo una canción suya.

A Isabel le gustaba mucho cantar incluso componía. Tenía una canción que siempre me dio la impresión de que la compuso y la cantaba para mi (posiblemente no era más que un sueño), pero creo que este es un buen sitio para ponerla:

A los quince años puede que crea
en el Príncipe Azul y en Cenicienta,
pero no hay Cenicienta ni zapato de cristal,
ni en la vida perdonan lo que en el pasado esta.

Es que a los dieciséis amor persigues,
pues a los quince todo lo perdiste.

El amor viene y se va,
no lo quieras enjaular,
pues busca la libertad
y volar de aquí para allá.

Otros por las mismas sendas
alimentaron sus vientres
y cuando doblo la esquina,
me sale gato por liebre.

Si algún amor en ti ha dejado huella
y ahora la indiferencia manifiesta
y te amarga la verdad
y por él quieres cambiar.
No lo hagas buen amigo si no es para mejorar.

Es que a los dieciséis no existe el fracaso,
la cicatriz prepara tu embarazo,
porque vamos creciendo poco a poco,
y aunque seamos duros,
lagrimas caen de los ojos.

No cantes victoria hombre,
que la guerra continua,
y has nacido para sufrir,
y ahora estás en la penumbra.

En la ceguera el color no tiene vida,
¡Cuantos están ciegos y en la desdicha!
Picando de aquí y de allá,
esperando impacientes
que el timbre de alarma suene
y alguien un bastos preste,

Que hay que marchar a galope,
huyendo de lo presente,
y aunque estés ciego eres digno
pues otros mirar no quieren.

Tempus Fugit I



Tic, tac, tic, tac, tic, tac.... derecha, izquierda, derecha, izquierda, derecha, izquierda... el péndulo, inexorable, marca hipnóticamente el paso del tiempo.

 

Pump, plum, pumb, plum, pump plun... sístole, diástole, sístole, diástole, sistole, diastole... el corazón, inexorable, marca el paso inconsciente de la vida.

 

Rist, rast, rist, rast, rist, rast... corta, recoge, corta, recoge, corta, recoge... la guadaña, inexorablemente, va recogiendo su dramática cosecha.




LIBRO: "Suite Apocalíptica:The Umbrela Academy"



Continuamos dentro del mundo del Cómic, dejamos a los clásicos, ahora le ha tocado la hora a una historia mucho más moderna, se trata de la primera entrega de la “Suite Apocalíptica”, titulada “The Umbrela Academy”, editada por Norma. El autor de su guión es Gerard Way, cantante de “My Chemical Romance”, el dibujo es de Gabriele Bá, dibujante brasileño que se dio a conocer con la serie de Ciencia Ficción “Casanova”. Es una visión punk, con fuertes componentes “góticos” y unos toques “gore” de las tradicionales sagas de grupos de Superhéroes. Cuenta la historia de unos extraños “muchachos” con unos dones bastante extraordinarios, en eso no les diferencia de los héroes Marvel, pero los caracteres de estos son más complejos, mucho más humanos, llenos de defectos y contradicciones. El dibujo es muy atractivo, tiene cierto aire de cómic de serie negra, pero llena de colores. Cada viñeta esta tratada con mucho cariño, incluso hay algunas que son pequeñas obras de arte, perfectamente pensadas y compuestas. Un cómic muy interesante para abrirse a formas diferentes de concebir este tipo de literatura.



lunes, 6 de agosto de 2012

FOTO: "Línea azul sobre fondo cian"

Una imágen sencilla sacada en una piscina. Busca la abstracción en lo cotidiano.


LIBRO: "Amos de títeres"





"Amos de títeres" (1951), de Robert A. Heinlein. Una buena novela de Ciencia Ficción relatada con una gran maestría por un autor consagrado al que se le considera parte del trio de la CF junto a Asimov y Clarke (Para mí deberia de estar Bradbury, aunque claro, no es tan puro dentro de la CF). El argumento es clásico, una invasión terrestre por parte de unos seres de Titan, satélite de Saturno. Está escrito con gran maestría y su acción es trepidante, se hace facil de leer y engancha. En cuanto a su aspecto ideológico (algo que se ha comentado muchas veces), tiene un claro aire anticomunista, algo muy normal en la literatura norteamericana de aquellos años, es claramente nietcheriano, está muy basada en el "superhombre", en el valos de un solo individuo por encima de la colectividad, en cierto modo es "antidemocrático", el pueblo (y sus representantes) aparecen como títeres, con su cerebro bajo control externo, pero no es fascista, tiene un elemento muy individualista para poderlo calificar como tal. En el fondo, su esquema ideológino no difiere mucho del de los comics de Marvel (Superman, el Capitan Ámerica...) es el superheroe que, individualmente, sin control alguno, lucha por salvar al pueblo al que las autoridades no pueden proteger.

domingo, 5 de agosto de 2012

sábado, 4 de agosto de 2012

LIBRO: "El gaucho"




LIBRO


Siguiendo con el comic, pero esta vez uno de esos albumes que hace gozar a los aficionados al comic clásico, una colaboración de dos de los maestros italianos, Hugo Pratt y Milo Manara, el libro titulado “El Gaucho”, publicado, como no, por Editorial Norma. El extracto de su argumento, copiado de la contraportada, es:

“En el siglo XIX, durante la lucha por la independencia de las colonias españolas en Latinoamerica, la hermosa y sensual Molly Malone se verá inmersa en

una tormenta destructiva que terminará en tragedia.”

De su guión se encargó Hugo Pratt, el autor de los libros de Corto Maltés, por tanto, la historia es trepidante, llena de acción, siempre con ese toque romántico, donde el papel de las mujeres es fundamental, como heroína o como coprotagonista será el eje a las aventuras. Como es costumbre, el héroe, en este casó heroína, se ve envuelto en la trama, de una forma fatalista, por su atracción al héroe. La protagonista es una mujer delicada, soñadora, sensible... y al mismo tiempo dura, valiente, curtida por la experiencia... envuelta en un entorno violento y cruel, que termina por atraparla.

El dibujo corrió a cargo de Milo Manara, ampliamente conocido por su comic erótico, fundamentalmente por su obra “El click”, aunque en esta ocasión el empleo del erotismo es más limitada. Su dibujo es exquisito, con un trazo limpio, claro, elegante, lleno de dinamismo, mimoso con el detalle sin llegar al hiperrealismo de otros dibujantes, con gran habilidad en el manejo del color, no solo para darle naturalidad, también para dar sensación de profundidad, y, como no, su habilidad en el dibujo de la figura femenina que tan famoso le ha hecho. Destacaría su maestría a la hora de desarrollar la acción, su sucesión de viñetas nos sugieren con facilidad la escena de una película de acción, a destacar el momento de la conquista de Buenos Aires por los ingleses, la danza de Molly y sus compañeras en el barco, o la entrada de las tropas españolas en la “macumba”. En general esta bien documentado históricamente, aunque comete algunos errores garrafales, como el poner la actual bandera española cuando aun no existía.



LIBRO: "Favole: lagrimas de piedra"



LIBRO


Este es un libro difícilmente calificable, proviene de una editorial especializada en cómic, pero no es un cómic al uso, no es una sucesión de viñetas que cuentan una historia, pero sin dudar tenemos una historia que nos cuenta las imágenes, es más bien una poesía en prosa bellísimamente acompañada por una serie de sensibles dibujos.

Favole, sin duda, lo podemos enclavar dentro del romanticismo gótico, tan de moda hoy día, pero sabiamente se separa del modelo “chico

conoce chica” que domina gran parte de la literatura moderna sobre el tema, huye de lo fácil, de lo mil veces repetido... No, busca tanto con su texto como con sus dibujos la sensibilidad del lector-observador, cada página, con su dibujo y su texto, llega más a los sentimientos que a las ideas, es más importante lo que sugiere que lo que dice-enseña. Para disfrutarlo plenamente hay que buscar un momento y un rincón tranquilo, dejarse llevar por las imágenes que sugieren el texto a partir de los dibujos que lo acompañan, dejarse arrastrar por su sensibilidad, triste, amarga, pero emotiva, a fin de cuentas.

En resumidas cuentas “Favole: lagrimas de piedra” es un poema ilustrado que puede inducir nuestras lágrimas, como a mi me ha pasado. Merece la pena seguir la trayectoria de su autora, Victoria Francés, seguro que no ha de defraudarnos. De paso, hacernos meditar nuestros prejuicios, darnos cuenta que tras el “Gótico” hay algo más que una moda para adolescentes más o menos extravagante, me da la impresión de que con los años nos daremos cuenta, como paso con el Punk, su pariente cercano, encierra mucha más riqueza cultural y filosófica de lo que muestra sus vestimentas oscuras y sus rostros pálidos